Ducati Russell Supermotard

Esta moto es fruto de un proyecto de colaboración entre Russell Motorcycles y Ducati España, con el objetivo de dar a conocer las posibilidades de customización del nuevo modelo lanzado al mercado por la marca italiana, la Ducati Scrambler.

A principios de 2016 Ducati se pone en contacto con nosotros para plantearnos este interesante desafío, customizar una Scrambler, dándonos plena libertad creativa. Evidentemente nuestra respuesta no se hizo esperar, pocos preparadores en el mundo pueden decir que han hecho una moto para Ducati.

En marzo de 2016 por fin llega a nuestras manos una bonita Scrambler Icon. Una moto moderna, con cierto toque retro que recordaba a las antiguas Scrambler de la marca. Realmente no teníamos claro todavía lo que íbamos a hacer con ella. Teníamos que probarla.

Salimos a la carretera y la moto es muy ágil y dinámica con buena aceleración y buenos bajos. Además la posición de conducción invitaba a juguetear por las carreteras viradas, incluso por ciudad. Enseguida nos pusimos de acuerdo: íbamos a hace una supermotard.

Manos a la obra. Una vez que tuvimos claro el estilo, el único problema era los plazos de entrega. La moto tenía que estar lista para su presentación en Bolonia el 1 de julio, coincidiendo con el 90 aniversario de Ducati.

Lo primero que hicimos fue desnudar por completo la moto, es decir, desmontar la carrocería para estudiar el chasis y subchasis. La verdad es que no necesitaba demasiada reforma en cuanto a tema chasis; simplemente hubo que cortar ligeramente la parte posterior del subchasis y hacerle una pequeña modificación, elevándolo para darle un correcto apoyo al nuevo colín supermotard.

Acabada la reforma del chasis empieza lo más trabajoso, la carrocería. Teníamos claro lo que queríamos y se lo teníamos que trasladar a nuestro amigo Miguel, de Fiberbike. Tras varias pruebas y modificaciones por fin conseguimos dar forma a nuestra supermotard. Depósito y colín completamente artesanales en fibra, partiendo del molde original en su base.

En cuanto a la carrocería, sólo quedaba la careta delantera. Teníamos un faro rectangular que nos gustaba. El problema era meterlo en una careta que también nos gustara. Tras varias pruebas, primero en cartón y luego copiado en metal, ahí tenéis el resultado.

Para dotar a nuestra Supermotard de un carácter más deportivo decidimos ponerle el kit completo Rizoma combinado con los accesorios premium de Scrambler: manetas, puños, bombas de freno, cubre-radiador, guarda-cadena, tapa de piñón, tapón de aceite, tapas de correas, asi como llantas de radios y neumáticos deportivos.

El asiento, tipo enduro, adaptándose a las formas del colín tipo flecha, fue tapizado por el maestro Lolo Pámanes, al cual le agradecemos su colaboración desinteresada en este proyecto.

Los colores los tuvimos siempre muy claros: rojo y blanco. Trasladamos el diseño a nuestros pintores de confianza de Carrocerías Llanera y ellos hicieron el resto. Es una Ducati inspirada en la alta competición y nos encantaba la idea de que pudiera llevar los colores y vinilos de las Motogp 2016.

En resúmen, es una moto única, en la que hemos puesto todo nuestro corazón y espíritu Russell.

Gracias a Ducati por su confianza.

Leave your thought

Login

Contraseña perdida?